LA PRODUCCIÓN CAFETERA

Publicado en por Convenio FEDERACAFE- Comunidad Madrid - H+D


Tomado del diario del otun



No son buenos todos los augurios sobre la producción cafetera en los meses que quedan del presente año y en el acumulado durante todo el 2009 que según todos los expertos apenas alcanzara a los 10 millones de sacos. Y tampoco son halagadoras las cifras de exportación del grano ni desde el punto de vista de sacos enviados, ni de pesos recibidos por este concepto.



Según los reportes entregados por la Federación Nacional de Cafeteros, mientras entre enero y julio del año pasado se produjeron en el país 7 millones ́009 mil sacos, en los mismos siete meses del 2009, la producción solo llego a 4 millones 823 mil sacos, lo que significa una reducción del 31%, tal vez la baja más severa de los últimos 25 años. Es más, solo en el mes de julio pasado la producción fue de 300 mil sacos menos que en el mismo mes del año 2008, lo que quiere decir una caída del 35%.

Para la Federación de Cafeteros esta preocupante caída en la producción del grano se debe fundamentalmente a un problema climático que en nada ha favorecido al cultivo, a la baja florescencia del año pasado y a la entrada de cerca de 70.000 hectáreas al programa de renovación que adelanta la entidad y que obviamente en el corto plazo afecta los volúmenes del producto.

Ahora, en lo que tiene que ver con las exportaciones, el informe dice que en lo corrido de año el país ha exportado 4 millones ́979 mil sacos de café que comparados con los 6 ́millones 720 mil enviados al exterior entre enero y julio del año pasado, se traduce en una preocupante disminución del 26%.


Afortunadamente el mejor precio del grano en los mercados internacionales, que no ha bajado de 1.80 dólares la libra, y el reconocimiento mundial a la calidad de nuestro café, ha permitido que los ingresos por este concepto si bien no han sido iguales a los del año pasado, principalmente por causa de la revaluación del peso, sí han sido muy parecidos en pesos.


Ojalá, en lo que queda del año, que tradicionalmente es la mejor época para la caficultura, se mejore ante todo la producción del grano y con ella los volúmenes de exportación, y también la tasa de cambio para que los caficultores del país puedan gozar del buen precio que hoy tiene el grano en los mercados internacionales. Estos son algunos de los retos inmediatos que tiene el recién elegido Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros y nuevo zar de la industria cafetera del país.

 

link

Comentar este post