COSECHA CAFETERA CAERÁ POR ENCIMA DE 10%

Publicado en por Convenio FEDERACAFE- Comunidad Madrid - H+D


Tomado de la Republica.com


 

 

Las lluvias, el programa de renovación de cultivos, que sacó transitoriamente algunas hectáreas de la producción, y la disminución en el uso de fertilizantes en 2008 afectaron la cosecha del grano en Colombia para esta vigencia. El pronóstico para el segundo semestre de 2009, cuando departamentos como los del Eje Cafetero, Antioquia, Santanderes y parte del Tolima, se alistan para la cosecha principal, señala una producción de entre 5,8 y seis millones de sacos, teniendo en cuenta que en el primer semestre del año, la gerencia técnica de la Federacafé, estimó una cosecha de 4,5 millones de sacos.

 

El gerente técnico de la Federación, Edgar Echeverri, señaló que la cosecha venidera se normalizará a partir de octubre y de acuerdo a los registros de florescencias ese mes y noviembre, conservarán un pico alto en la producción.

Echeverri sin embargo, sostuvo que la recolección viene tardía, por el efecto climático (exceso de lluvia en época de floraciones), lo que señala abundante cosecha para los últimos días de diciembre, en enero, febrero y algo en marzo, meses en los que tradicionalmente la producción es escasa.

La cosecha del segundo semestre moverá, de mantenerse el actual precio interno del grano sobre 600.000 pesos la carga de 125 kilos, una cifra que rodea los dos billones de pesos.

 

Si bien este valor por carga es remunerativo al caficultor, para el cafetero risaraldense César Augusto Echeverry, aún con los altos precios los cultivadores no han recuperado lo que perdieron en los años de cotizaciones bajas. Aquí influyó la baja producción.

 

La preocupación expresada por el propio Presidente Álvaro Uribe, por la baja producción del grano en 2009 no es en vano.

 
link

Manizales.  Según el pronóstico de la Federación Nacional de Cafeteros el país producirá este año 10,3 millones de sacos de 60 kilos (el margen de error es de cinco por ciento), que frente a 2008, cuando también se registró una baja significativa en la producción comparado con 2007, señala una reducción de 10,4 por ciento.

En términos sencillos, Colombia dejará de producir este año, frente a la vigencia pasada, 1,2 millones de sacos de 60 kilos, lo que ratifica que este, pese a los buenos precios internos del grano, no fue un año fácil para los caficultores y está lejos de ser el anunciado año dorado del sector. Ese pronóstico igualmente ratifica que el café colombiano en el exterior seguirá tendiendo a la escasez y es posible que este factor mantenga las cotización en los niveles actuales (por encima de 1,70 dólares por libra).
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post