El invierno enfrió el café: un millón de sacos menos

Publicado en por Convenio FEDERACAFE- Comunidad Madrid - H+D

El invierno enfrió el café: un millón de sacos menos

 

LOS PRODUCTORES LE pedirán hoy al presidente Juan Manuel Santos, en el marco del Congreso Cafetero, que se definan líneas de crédito para atender la caída de la producción por el invierno. La cosecha caerá a 9 millones de sacos.

 

La Federación Nacional de Cafeteros estimó que la producción de café debería llegar a 10,5 millones de sacos a finales de este año, pero admitió que los efectos del invierno, que afectaron las plantaciones, le costarán al país un millón de sacos menos en producción.

En consecuencia, la producción terminaría el año en niveles entre 9,0 y 9,5 millones de sacos de café de 60 kilos, que marca una leve recuperación frente a los 7,8 millones de sacos en 2009, pero que no esconde las dificultades de los cafeteros para producir el grano.

La producción de Colombia ha alcanzado niveles promedio de 11 millones y 12 millones de sacos (11,4 millones en 2004 y por encima de 12 millones entre 2005 y 2007) pero retrocedió a 7,8 millones en 2009, por el invierno, la roya y otros factores. "En este año vamos a avanzar a poco más de 9,0 millones de sacos pero, sin duda, el invierno ha causado y sigue causando estragos. Deberíamos estar produciendo algo más", dijo el gerente de la Federación de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, ayer, en el preámbulo del Congreso Nacional de Cafeteros que instala hoy el presidente Juan Manuel Santos.

Indicó que de 900.000 hectáreas de café plantadas en el país, unas 300.000 ya han envejecido.

Por eso, el principal pedido del gremio al mandatario tiene que ver con la necesidad de contar con ayudas y créditos de emergencia para enfrentar el invierno y renovar los cafetales.

"Le vamos a plantear al Presidente que tenemos que fortalecer el Acuerdo por la Prosperidad y focalizarlo en la renovación, en la erradicación de la roya, en la fertilización, en el desarrollo rural, en vías y en vivienda. Que se revise la posibilidad de estructurar líneas de emergencia de crédito por la ola invernal. Ese es fundamentalmente el gran contenido", dijo Muñoz. Y agregó: "Lo que sí es claro, es que después de un período tan prolongado de invierno, hay que invertir en los cultivos, no sólo en la caficultura... A los cultivos hay que inyectarles recursos nuevos".

"Cuando escampe, Colombia debe estar renovada, joven, fertilizada y en capacidad de aumentar su producción promedio por encima de los 11 millones de sacos", dijo el gerente del gremio.

Pedidos a la banca
Para el sistema financiero en general, el sector también tiene peticiones: "Lo que los agricultores en general y en particular los cafeteros estamos solicitando a la banca y al Gobierno, es que estudien la posibilidad de abrir unas líneas de crédito de largo plazo, para cultivos de mediano y tardío rendimiento que permitan recuperar la caficultura de los daños que va a producir tan prolongado invierno".

El gerente de la Federación estimó que los cafeteros están atendiendo oportunamente sus obligaciones. Atraviesan por dificultades, a pesar de las dificultades, "pero requieren de líneas de crédito para atender la emergencia invernal".

Estimó que si se realiza el proceso de renovación en el 95 por ciento del área cultivada (900.000 hectáreas), la producción podría ascender a 14 millones anuales en los próximos cinco años.

Entre enero y octubre de este año, dijo la Federación, se renovaron 70.000 hectáreas de cafetales y se busca que al finalizar el año, el área cubierta llegue a las 80.000 hectáreas. "Sólo se dará incentivo a variedades resistentes", aseguró Muñoz, quien explicó que un 69 por ciento de la inversión cafetera le apostará a sustituir cafetales.

"Con dos o tres semanas de buen sol, las floraciones se dan y tendríamos una cosecha normal el año entrante. Pero si sigue lloviendo con intensidad y severidad, no sólo las cosechas de café estarán afectadas", estimó el gerente.

Contracara

Producción de 9,5 millones de sacos: Anif

Según informe reciente de Anif, el año 2009-2010 fue 'catastrófico' para los cafeteros, con una producción de 8,1 millones de sacos, que cayó el 7,1 por ciento frente a 8,7 millones de sacos entre 2008 y 2009.

Entre enero y octubre de 2010, la producción llegaba a 6,8 millones de sacos por lo que "las probabilidades de lograr la meta oficial de la Federación, de los 10-11 millones de sacos, lucen más bien bajas" y estará por los lados de los 9,0 o 9,5 millones de sacos. Y el precio internacional, en promedio de 2,1 dólares la libra, no pudo ser aprovechada por los productores, debido a los bajos volúmenes de oferta. Solo la Prosperidad Cafetera podrá ayudar a la recuperación.


Comentar este post