La bonanza de los precios del café no se traslada al recolector

Publicado en por Convenio FEDERACAFE- Comunidad Madrid - H+D

La bonanza de los precios del café no se traslada al recolector

Pereira.  Aunque la tasa de desempleo indica que hoy hay en el país más de dos millones de desocupados, los cafeteros, que tienen en el segundo semestre del año la cosecha principal, empezaron a buscar mano de obra por todos los rincones del país.


Sólo el Eje Cafetero (Caldas, Quindío y Risaralda) requiere de unos 60.000 cosecheros (entre mano de obra propia y foránea) para recoger la producción de este segundo semestre que para esta zona específica, se estima en cerca de 12 millones de arrobas. Pero de éstos, al menos la mitad, unos 30.000 personas es la contratada (es decir no cafeteros) que es la que están buscando acopiar para evitar que el café se pierda en el palo. En total se estima que la actividad cafetera en el segundo semestre en todo el país, genera unos 200.000 empleos.

Y es que los recolectores de café se han vuelto tan escasos, que hoy ya se volvió recurrente hablar de temas como dignificar esta labor, de la necesidad de encontrar una fórmula para ingresar a esta población trashumante a la seguridad social, de una buena remuneración y de mejorar para ellos las condiciones de estadía y alimentación en las fincas. 

Por un kilo de café recolectado se paga hoy en promedio entre 280 y 320 pesos. Un cosechero puede recogerse al día hasta 120 kilos, lo que le puede dar para un salario mensual cercano a 800.000 pesos. Si bien resulta atractivo este precio es casi igual hoy, cuando la arroba de café se paga a 84.000 pesos, al de hace tres o cuatro años, cuando el ingresos por arroba oscilaba entre 50.000 y 65.000 pesos. 

¿Por qué? Cafeteros consultados por este diario explicaron que la mano de obra opera bajo la ley de la oferta y demanda. "Seguramente cuando llegue el pico de la cosecha el precio bajará un poco pero eso depende si hay abundante mano de obra. De lo contrario la tendencia será al alza. Lo que está claro es que en esta cosecha el recolector podrá coger más café porque la producción viene buena y eso le genera ingresos" dijo uno de los directivo del Comité de Cafeteros de Caldas, Marcelo Salazar. Esto sustentado en que el año pasado en medio de la baja cosecha un trabajador recogió a al día máximo 75 kilos, que no le daban para un salario mínimo, aún cuando los precios internos fueron aceptables. La mano de obra, según un estudio de Cenicafé en 2009, representó 40 por ciento de los costos de producción por la escasez de grano.

Este año los cafeteros del país esperan que la recolección no vaya más allá de 30 por ciento de los costos.

Fuente: http://www.larepublica.com.co/archivos/ECONOMIA/2010-09-07/la-bonanza-de-los-precios-del-cafe-no-se-traslada-al-recolector_109798.php

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post