Ligero respiro para la caficultura colombiana tras aumento de cotización internacional

Publicado en por Convenio FEDERACAFE- Comunidad Madrid - H+D


·        Estas variaciones han estado influenciadas de manera significativa por la escasez de café suave en el mundo y, por otro lado, debido al bajo grado de sustitución del café colombiano entre sus consumidores.

 

·        “Estos precios constituyen un ligero respiro a la economía cafetera golpeada por la gravísima caída de la producción en 2009 y por la profundización de la revaluación del peso que afecta de manera negativa el ingreso de los productores”, afirmó Luis Genaro Muñoz.

 

Bogotá, junio 28 de 2010 (Prensa-FNC).- Los precios internacionales del café siguen mostrando una tendencia alcista llegando a US$2,40 la libra en el indicativo OIC.

Este nivel no se registraba desde abril de 1997, es decir, hace trece años. El precio interno supera en promedio los $800.000 la carga de 125 kilos.  

Estas variaciones han estado influenciadas de manera significativa por la escasez de café suave en el mundo y, por otro lado, debido al bajo grado de sustitución del café colombiano entre sus consumidores, como resultado del posicionamiento logrado gracias a la acción de la Federación de Cafeteros y a la confianza que el mercado tiene en Colombia como el proveedor más confiable del mejor café arábico lavado.

“La cotización externa del café, se ha sostenido en valores positivos, que miro con optimismo, pero sobre los cuales advierto, que no deben tomarse  como permanentes en esos  niveles. Dios quiera que me equivoque y los precios hagan más justa la cadena comercial”, señaló Luis Genaro Muñoz Ortega, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros.

Entre finales de 2008 y mayo de 2010 el precio internacional del café colombiano aumentó como resultado del comportamiento del precio de la Bolsa de Nueva York y la prima de calidad del café colombiano.

Además, el crecimiento del precio de los últimos días ha estado influenciado por la combinación de necesidades importantes de café para su procesamiento inmediato por parte de la industria mundial y una disminución en la oferta de grano para entrega inmediata. A su vez, estos dos factores encuentran su explicación en:

·     La menor disponibilidad de inventarios de café arábica y robusta en el mundo.

·     La concentración de los inventarios de café robusta en muy pocos agentes, lo cual incrementa la fragilidad del mercado.

·     La disminución en el flujo de café de Vietnam por la finalización de su cosecha y la no entrega de café por parte de algunos exportadores de ese país buscando presionar al alza el precio que reciben por su producto.

·     La baja disponibilidad de cafés robusta provenientes de otros países.

·     Las perspectivas débiles respecto de la recuperación de las exportaciones de cafés provenientes de Centroamérica.

Estas circunstancias han sido aprovechadas por agentes especuladores que actúan en la Bolsa de Londres para presionar aún más al alza las cotizaciones del café robusta. Debido a la alta relación existente entre los dos mercados, las presiones alcistas de la Bolsa de Londres se han traslado a la Bolsa de Nueva York.

“Mientras permanezcan, estos precios constituyen un ligero respiro a la economía cafetera  golpeada por la gravísima caída de la producción en el 2009 y por la profundización de la revaluación del peso que afecta de manera negativa el ingreso de los productores.  Estos dos factores, no han permitido que los actuales niveles de precio se traduzcan en una mayor rentabilidad para la actividad, por lo cual, a medida que se aproxima la posesión del nuevo gobierno, resulta vital para los cafeteros que defendamos ante la opinión pública la importancia de proteger la caficultura que es prenda de garantía en la consolidación de la paz y la construcción de equidad social”,concluyó Muñoz Ortega. 

Comentar este post