Lo que deja el granizo en el cafetal

Publicado en por Convenio FEDERACAFE- Comunidad Madrid - H+D

Sorprenden en cualquier parte. En el frío de Ipiales o el calor de Cesar pueden caer fragmentos de hielo siempre capaces de convertir un cafetal en una zona de desastre.

Y es que según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) las granizadas pueden caer en cualquier región, aunque ocurren con mayor frecuencia en alturas entre los 2.000 y 3.000 metros sobre el nivel del mar.

De un diez por ciento de las nubes cumulunimbos cae granizo de una manera tan súbita que ante la imposibilidad de prevenirlas el Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé) publicó un documento con las recomendaciones para atender los cafetos después del castigo congelado.

Álvaro Jaramillo Robledo, un investigador coautor del folleto, aclaró que según su experiencia de 37 años en el tema, no es que ahora se presenten más granazidas. La cantidad puede ser la misma aunque las condiciones varían por los fenómenos de El Niño, donde son menos frecuentes y La Niña, que las aumenta.

El texto, llamado Recuperación de Cafetales Afectados por Granizo, explica que los daños dependen del tamaño de hielo, la intensidad y la duración del fenómeno.

Las condiciones de la planta también inciden en la afectación que según el documento puede ser magulladura, descortezamiento del tallo y de las ramas, ruptura terminal, desprendimiento y perforación de las hojas, desgarre del limbo, desprendimiento de yemas florales, desgarre de la cáscara en los frutos y su desprendimiento.

Las plantas más jóvenes son las más vulnerables a los daños.

Por ejemplo, los frutos que tienen entre una y cinco semanas de fecundados se malogran completamente porque se ennegrecen en el interior. Cuando tienen entre siete y 17 semanas de floración los frutos deteriorados se rompen, se tornan negros y caen a los 15 días. En los frutos con 20 semanas de edad lo que ocurre es que la cáscara se les pone negra por los golpes, pero en todos los casos la necrosis es irreversible y malogra la calidad del café.

Antes de actuar Cenicafé recomienda una evaluación técnica entre 10 y 15 días después de la granizada. "En el caso de almácigos de café, si el daño es muy severo, con quemazón, excesiva defoliación y despunte de los brotes terminales, se debe considerar la opción de descartar las plantas más afectadas".

Si el perjuicio es leve, la plantación está en etapa de levante o es tiempo de producción se debe seguir el manejo de los lotes programado. En los dos últimos casos conviene una fertilización de refuerzo si no se ha fertilizado recientemente.

Es necesario, también, recoger los frutos caídos para evitar la broca y seis meses después de la granizada eliminar los brotes o chupones por el posible descope del tallo principal.

 

Fuente: http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/L/lo_que_deja_el_granizo_en_el_cafetal/lo_que_deja_el_granizo_en_el_cafetal.asp?CodSeccion=188

Comentar este post