Que El Niño no arruine su café

Publicado en por Convenio FEDERACAFE- Comunidad Madrid - H+D


EL FENÓMENO DE El Niño extenderá la sequía y el calor un par de meses más. El impacto que tiene sobre los cultivos es tan devastador como los mismos incendios forestales. Hay que conocer los efectos y las medidas para mitigar. ¿Qué pasa con el café?
 

No hay región ni cultivos que se libren del fenómeno de El Niño y como por ahora no parará las medidas no deben esperar.
El fenómeno, según el Ideam, extenderá la sequía y el calor en el país hasta abril al igual que la esperada temporada de lluvias que se tomará su tiempo para llegar.
Frente a la situación no queda de otra más que ser paciente con los calurosos días, sin embargo los efectos sobre los cultivos sí se pueden mitigar si conoce cómo y en qué medida se están afectando por causa del clima.
La región cafetera no es la excepción. Se ha observado que cuando El Niño se presenta disminuyen las cantidades de lluvia esperadas.
La deficiencia hídrica, cuando es severa, puede afectar el crecimiento y desarrollo vegetativo y reproductivo de la planta, perjudicando su desarrollo foliar, de ramas y frutos.
La deficiencia de agua continua termina por reducir la producción, sin dejar de lado que el aumento de temperatura le resulta favorable a la broca.
Frente al tema el sector debe actuar. El Ministerio de Agricultura ha publicado un plan de prevención y mitigación, que quienes se dedican a las tareas del campo deben conocer.
Por otra parte, en su estudio Variabilidad climática en la zona cafetera colombiana asociada al evento de El Niño y su efecto en la caficultura, los investigadores Álvaro Jaramillo y Jaime Arcila, entregan algunas de las siguientes recomendaciones.

"La primera acción que deben emprender los caficultores es el aprovechamiento del agua lluvia para su uso doméstico, colectando y almacenando la que llega a los techos de las construcciones de la finca", dice el documento publicado por Cenicafé.
Ambas publicaciones coinciden en alertar la no siembra de café durante el evento de El Niño.
En los germinadores y almácigos planificados para sembrar a comienzos de año, se recomienda utilizar sombrío para disminuir la radiación solar y de ser necesario aplicar riego.

Para cultivos que estén en el primer año, considerado como fase crítica, se recomienda adelantar labores de zoqueo y aprovechar el material del desrame para utilizarlo como cobertura del suelo, pues ayudará a conservar su humedad.

Factores como la cobertura vegetal, la textura del suelo y el contenido de materia orgánica influyen en la dinámica en el suelo y, por consiguiente, en la atenuación o aumento de los efectos.
Así mismo la fertilización se debe realizar cuando se regularicen las lluvias.
En el caso de la broca para evitar a tiempo un incremento inusitado de los niveles de infestación se debe hacer una revisión periódica de los cultivos.
No son pocos los cultivos sobre los que las condiciones climáticas han repercutido en forma negativa. Como sigue, actúe antes de que sea tarde.


No se recomiendan nuevas siembras en la época del fenómeno «EL NIÑO».

En los germinadores y almácigos establecidos y planificados para sembrar a comienzos de año se recomienda el uso de umbráculos (toldos) para disminuir la radiación solar y aplicación de riego. Se deben llevar al campo los materiales que no pasen de 5-6 meses de edad.

Para cultivos que estén en el primer año, considerada fase crítica, se recomienda la adición en el plato de coberturas muertas provenientes de desyerbas y podas, o cualquier material orgánico que conserve la humedad del suelo.

Se pueden adelantar labores de soqueo y aprovechar el material del desrame para utilizarlo como cobertura del suelo.

La fertilización se debe realizar cuando se regularicen las lluvias.

Mientras persista el fenómeno «EL NIÑO» se recomienda establecer cultivos intercalados como maíz y fríjol con el café.

Hacer revisión periódica de los cultivos para la detección de broca, roya, minadores y ácaros (arañita roja) y aplicar medidas de control con base en niveles de daño económico y consultar al Servicio de Extensión antes de hacer las medidas de control.

En el caso de la broca es necesario alertar a los cafeteros para que eviten a tiempo un incremento inusitado de los niveles de infestación debido a las condiciones climáticas favorables que se pueden presentar para ello.

Ante la recurrencia del fenómeno se puede pensar a mediano y largo plazo el establecimiento de algún tipo de sombrío.

Se recomienda durante la permanencia del evento «EL NIÑO» captar y almacenar el agua lluvia desde los techos de las construcciones de la finca y hacer un uso racional del agua.Plan de Prevención y Mitigación de los efectos del fenómeno El Niño en el Sector Agropecuario, Acuícola y Pesquero 17

En el beneficio del café se debe procurar disminuir el consumo de agua durante el proceso. Reforzar las medidas de control de pasillas y flotes en el beneficio del café para preservar la calidad del grano.

Fuente:www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/Q/que_el_nino_no_arruine_su_cafe/que_el_nino_no_arruine_su_cafe.asp?CodSeccion=188

Comentar este post