La preocupación por cambio climático marca el final de la cumbre cafetera

Publicado en por Convenio FEDERACAFE- Comunidad Madrid - H+D


La III Conferencia Internacional de Café concluyó hoy en Guatemala, con la preocupación de los sectores involucrados en esta industria sobre los efectos negativos que el cambio climático empieza a registrar en la producción del café.xdfhsgh.jpg

"No hay dudas de que el clima está cambiando" y que ello afecta de forma negativa la producción del café en todo el mundo, aseguró el experto Peter Baker, coordinador de desarrollo de proyectos de CABI, una organización inglesa especialista en agricultura.

Baker expuso ante los más de 1.100 participantes en la conferencia cafetalera mundial, sobre los restos que deberá enfrentar la industria para ampliar su oferta frente "a lo que ocurra en el futuro en un mundo cambiante".


e5yrt.jpg 

 

El experto ilustró casos específicos que "han empezado a preocupar" al mundo científico y a la industria del café, sobre el incremento de las temperaturas en los suelos de la zonas cafeteras.

Esta preocupación fue compartida por los representantes de los 77 principales países productores de grano que participaron en esta conferencia, en la que también debatieron sobre la "sostenibilidad de la producción y comercialización" del café.

Clausuraron la conferencia los presidentes Álvaro Colom, de Guatemala, y Mauricio Funes, de El Salvador, países en los que la producción del café constituye un producto decisivo en sus economías.

Ambos gobernantes instaron a los caficultores a asumir con responsabilidad los nuevos retos que trae consigo el cambio climático, principalmente en lo relacionado con la protección del medio ambiente.

El colombiano Néstor Osorio, director ejecutivo de la Organización Internacional del Café (OIC), aseguró que diversos centros de investigación alrededor del mundo se dedican a realizar estudios sobre los efectos del cambio global en la agricultura en general, y en la caficultura en particular.

Según Osorio, "por ahora no hay que exagerar mucho en este tema", ya que de momento lo que la OIC ha recibido al respecto "son señales, casos aislados" de problemas en la producción que podrían derivarse del cambio climático.

"Hemos recibido informes de que en alguna finca o alguna región el caficultor decidió mover cien metros hacia arriba parte de su cultivo porque estaba muy infestado por la broca", explicó Osorio.

Sin embargo, señaló, que  estudios científicos han certificado que en algunas zonas cafetaleras de América Latina en los últimos 25 años la temperatura se ha incrementado en 0,5 grados centígrados, "cinco veces más que en los 25 años anteriores".

Lo que "más ha afectado son los fenómenos del Niño y de la Niña, que ha determinado una merma en las producciones" de países productores de cafés arábigos como Centroamérica y Colombia.

Las excesivas lluvias y prolongadas sequías que se han registrado en estas naciones, provocaron importantes disminuciones en la producción de esas naciones durante los dos últimos años.

Durante los tres días que duró la conferencia, los cafetaleros del mundo también debatieron sobre el incremento de la demanda mundial del grano frente a "estancamiento" de la producción, el comportamiento de los precios en el mercado internacional y las estrategias para lograr la sostenibilidad de la producción.

La industria del café genera cada año más 120 millones de empleos a nivel mundial, y ventas anuales por más de 90.000 millones de dólares (más de 65.000 millones de euros).

La producción mundial del grano durante el año cafetalero anterior (2008-2009) alcanzó los 128,8 millones de sacos de 60 kilos, lo cual representó un incremento del 18,9 por ciento en comparación con la producción del año anterior (2007-2008) que se situó en los 118,3 millones de sacos.



 

 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post